lunes, 6 de mayo de 2013

La #higienedemanos, un acto necesario en la que el ciudadano puede ayudar


¿Por qué es importante la higiene de manos?

Los profesionales sanitarios atienden y cuidan a muchos enfermos cada día, a menudo tocando a los pacientes, en su exploración o cuidado. Además de proporcionar una atención que salva vidas, mejora la calidad de vida de los pacientes,..., se corre el riesgo de la propagación de gérmenes a los pacientes si no se limpian sus manos.

La higiene de manos es la manera más sencilla y eficaz para reducir la probabilidad de contraer infecciones. Aunque la limpieza de las manos es fácil, los profesionales sanitarios pueden olvidar el hacerlo.

¿Qué puede hacer un/a ciudadano/a? 
  1. Su participación comienza por la recopilación de información acerca de este problema. 
  2. Un paciente y su familia pueden ayudar a recordar a los trabajadores de la salud no tocar su piel y zonas críticas (por ejemplo, los catéteres) si sus manos no se han limpiado aún. 
  3. Simplemente pedir o agradecer a su médico, enfermera, u otros profesionales de la salud el hecho de que se han limpiado sus manos antes de tocar al paciente, puede ayudar a evitar una infección asociada a la atención sanitaria.

Hay 4 cosas principales que un paciente y su familia pueden hacer:

1. Preguntar si existe un programa de participación de los pacientes. Si es así, preguntar si hay un folleto de información al respecto y expresar interés en participar.

2. No tener miedo a preguntar acerca de las prácticas de higiene de las manos en el centro. Mientras que los trabajadores de salud hagan todo lo posible para ofrecer el mejor cuidado, el paciente tiene el derecho de pedir información y comprobar si se hacen las mejores prácticas.

3. Observar si hay dispensadores a base de alcohol para lavarse las manos, así como lavabos, jabón y toallas disponibles en la habitación o si los trabajadores de la salud llevan soluciones en el bolsillo. Si no, preguntarlo.

4. Si los productos de higiene de las manos se encuentran disponibles, empezar agradeciendo al médico, enfermera u otro trabajador de la salud cuando se limpian las manos antes de tocar al paciente, o por ejemplo, catéteres, vendas de la herida, drenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada